BDSM - fetichismo / Blog

DOMINANTE O SUMISA

viernes, 24 de marzo de 2017

La Sumisa acepta al Amo como su dueño y entiende que es de su propiedad y está a su disposición cuando al Amo le plazca […].

El Amo será responsable del bienestar y entrenamiento, la orientación y la disciplina de la Sumisa […]. Amo y Sumisa acuerdan y admiten que todo lo que suceda bajo los términos de este contrato será consensuado y confidencial.”

Es uno de los momentos cumbres de 50 sombras de Grey, que por fin llega este mes a la gran pantalla: Anastasia firma el contrato que la someterá sexualmente a su amo Grey.

¿Quién firmaría algo así? Los juegos de dominación sumisión (D/S) son una forma de redescubrir el sexo, pero son poco comprendidos por quien no los practica.

Es fácil entender la excitación de un par de cachetes, ¿pero qué ocurriría si abriésemos un armario lleno de látigos, fustas y trajes de látex? ¿Dónde se encuentra la erótica de la humillación?

Para el psicólogo Ignasi Puig Rodas, resulta complejo encontrar una única razón que explique el gusto por la D/S en la pareja.
Cree que hay tantas como personas que lo practican: “Algunas la realizan para reproducir una experiencia sexual temprana que marcó su sexualidad.

Otras porque en su vida diaria ocupan puestos de responsabilidad y así encuentran un espacio de descarga de obligaciones. Y por mencionar una tercera posibilidad, hay quienes tienen un nivel alto de motivación de poder y gozan con juegos que les hagan sentirse poderosos”.

Lo que está claro es que la D/S produce en ellos niveles de excitación y morbo que pueden llegar a alcanzar una intensidad increíble